10/08/2021

UNLP: concentración frente al Rectorado reclama contra los recortes a las becas

Una convocatoria de la FULP contradictoria y sin continuidad frente a la falta de respuestas.

Este martes 10 de agosto se realizó una concentración y corte de calle en las puertas del Rectorado de la UNLP. La convocatoria fue realizada con menos de 48hs de anticipación por la Federación Universitaria de La Plata (FULP), frente a las múltiples limitaciones y recortes en las becas que otorga la Universidad, que se vienen sucediendo desde el comienzo de la pandemia el año pasado.

El recorte de las becas es parte de la profundización del ajuste

Luego de un año y medio de virtualización producto de la pandemia, la deserción en la UNLP y en todos los niveles educativos es récord. Las autoridades de la Universidad, al igual que el gobierno nacional, no garantizaron las condiciones mínimas de acceso a la virtualidad para estudiantes y docentes.

Detrás de supuestas “políticas de permanencia”, las iniciativas del Rectorado como la “Beca Tu PC para estudiar”, o la “Beca de Conectividad” fueron una cortina de humo, para disimular detrás de la entrega de un número no publicado (pero muy bajo) de computadoras, el ajuste que se viene imponiendo.

Al mismo tiempo, desde el comienzo de la pandemia se han recortado o suspendido completamente el Comedor y el Albergue Universitario, y el Servicio de Salud Estudiantil.

Como si esto fuera poco, a las limitadas becas que otorga la UNLP, se suman las múltiples irregularidades en torno a la inscripción y selección de estudiantes: 65% de lxs estudiantes que fueron preseleccionadxs finalmente no pudieron acceder a las becas por trabas burocráticas del Rectorado, y tan solo el 8% de los inscriptxs han podido acceder a algún beneficio, según denuncia la Federación Universitaria.

El ajuste a la educación es en todos los niveles

Las irregularidades y trabas burocráticas que se presentan como problemas para lxs estudiantes en la UNLP, en realidad son una carta muy común a la hora de ajustar las becas en general. La misma política de ajuste la hemos visto recientemente con las Progresar con una lluvia de rechazos y limitaciones que dejaron afuera a miles de estudiantes del beneficio.

Ese mismo ajuste es el que llevó al ministro Nicolás Trotta y las autoridades del Ministerio de Educación a desoír por cuarta vez los reclamos estudiantiles por becas, computadoras y conectividad de parte de las juventudes del Frente de Lucha Piquetero, que incluso llevaron a la toma del palacio Pizzurno y a un acampe en los últimos días.

Como podemos ver, la política de ajuste fondomonetarista es llevada adelante por todos los gobiernos, y por las autoridades universitarias de todos los colores políticos. Por eso, organizar un plan de lucha del movimiento estudiantil contra esa orientación, por todos los reclamos, es una tarea necesaria y urgente.

Una FULP vaciada y sin perspectivas de lucha

La UJS, al igual que otras agrupaciones independientes y de izquierda, participó de la convocatoria entendiendo que el reclamo planteado es genuino de lxs estudiantes de la UNLP.

Sin embargo, somos críticos de los términos de la convocatoria de parte de la conducción de la Federación. En primer lugar, la concentración de la FULP no surge de un proceso de deliberación entre lxs estudiantes, lo cual es una muestra del profundo vaciamiento del gremio que representa al movimiento estudiantil de la UNLP. Sin ir más lejos, la Federación convocó esta acción luego de un año y medio de parálisis.

Políticamente, la convocatoria intentó disimular todos los reclamos y responsabilidades que le caben al gobierno nacional. La conducción de la Federación conformada por La Mella, La Cámpora y compañía, finalmente, responden directamente a Alberto Fernández, y por eso mismo no han participado de ninguno de los reclamos realizados al Ministerio de Educación de la Nación.

Sumado a eso, el texto de la convocatoria y las intervenciones en el “acto” (para el que ni siquiera garantizaron un sonido) realizado en el Rectorado, pretendieron colocar toda la responsabilidad sobre la “Secretaría de Bienestar Estudiantil”, cuando estamos frente a una política de ajuste del Rectorado en su conjunto.  ¿Por qué hicieron esto? Básicamente, para lavar culpas: Bienestar es una secretaría gestionada por Franja Morada, pero el Rectorado es co-gobernado por peronistas (entre ellos la conducción de la FULP) y radicales, a los que le cabe la misma responsabilidad en el ajuste universitario.

Vamos por un plan de lucha de lxs estudiantes

Cuando terminaba la jornada, una delegación de la conducción de la Federación afirmaba no haber recibido ninguna respuesta de parte del Rectorado. Aun así, no fue planteada ninguna instancia de continuidad de esta pelea.

En contraste con esta política de vaciamiento del gremio estudiantil, consideramos necesario que se impulse un proceso de deliberación entre lxs estudiantes, con reuniones y asambleas de cada facultad, para poner en pie un plan de lucha por todos estos reclamos. Ante una FULP paralizada por su adaptación a las autoridades y al gobierno nacional, planteamos la necesidad de la organización independiente respecto de los gobiernos y las autoridades, y llamamos a las organizaciones que defienden esta perspectiva a actuar en común en ese sentido.

Aumento inmediato del presupuesto educativo. No al pago de la deuda externa. Becas, computadoras y conectividad para todxs lxs estudiantes que lo necesitan. Reapertura de la inscripción a las becas de la UNLP y a la Beca Progresar. Universalización y aumento inmediato de la Progresar.

También te puede interesar:

22,7 millones de personas se encuentran en la pobreza, para el Consejo de Coordinación de Políticas Sociales.
Gabriel Almirón, el “Gringo”, un militante de las barriadas obreras y populares.
Vamos con la izquierda para enfrentar el ajuste, el hambre y la pobreza de los gobiernos de las últimas décadas.
El gobierno estudia “elevarlo entre un 7 y 10%, sin ningún vínculo con las subas en alimentos y bienes de consumo masivo.