11/08/2021

Lucha vitivinícola: abajo los despidos en Fecovita

Varios trabajadores han sido despedidos en las bodegas más grandes de Mendoza como represalia por su actividad sindical.

Hasta el momento, se han notificado por lo menos 8 despidos de trabajadores vitivinícolas en dos de las principales bodegas de Mendoza: siete trabajadores de Fecovita y uno de bodegas Norton. La justificación de estos se basa en la reducción de la productividad de la empresa.

Horas antes de que llegaran las notificaciones, la burocracia se reunía a espaldas de los trabajadores con las patronales sin posterior informe. En esta línea, llama la atención que fueron despedidos trabajadores que estuvieron organizándose activamente durante el año pasado y el actual en la lucha por salarios dignos, ya que estos no superan la línea de la pobreza y aún hoy se encuentran por debajo de la canasta básica familiar, que era el principal reclamo.

Fecovita y Norton fueron empresas que obtuvieron ganancias récord durante el 2020 de alrededor de 5 millones de dólares (más de $480.000.000). En contrapartida, el salario mensual medio de los trabajadores en planta ronda entre los 30 mil y 50 mil pesos (un máximo de alrededor de 500 usd). Estos números caen abruptamente cuando se trata de trabajadores no registrados y golondrinas que trabajan por día o “al tanto”.

Todo esto se da en el marco de un nuevo reclamo que buscan impulsar los trabajadores por la adecuación de los salarios al nivel de inflación, ya que a pesar de haber conseguido un aumento a principios de años este queda por debajo de las aspiraciones del sector que quiere llegar al valor de la canasta básica.

En este escenario, se realizará una movilización el próximo sábado hasta las puertas de Fecovita para reclamar por la reincorporación de los compañeros despedidos. Es necesario también el cese de la persecución y el pase a planta de quienes están en negro. Las empresas que dicen estar en crisis deben mostrar sus libros contables al conjunto de los trabajadores. El reparto de horas de trabajo y la ocupación de las bodegas deben ser una opción para los trabajadores que ven cuestionada su estabilidad laboral y que de manera autoconvocada impulsan ahora sus luchas por la reapertura de paritarias por condiciones dignas y en la búsqueda de un salario mínimo igual a la canasta básica familiar.

 

También te puede interesar:

Reclaman un “corredor sanitario” que los exima de responsabilidad y les permita avanzar en el desmantelamiento de los protocolos.
Crece el descontento con el ajuste llevado a cabo por el ejecutivo municipal y la burocracia sindical.
Impulsemos asambleas en todos los lugares de trabajo para reclamar un 50% de aumento en una cuota.
El armado de listas y frentes en Guaymallén dejó en evidencia de qué lado se encuentran las fuerzas.
La firma entró en concurso de acreedores y adeuda sueldos a 1.800 trabajadores.