11/08/2021

La paritaria nacional docente viene con reforma laboral bajo el poncho

Los diarios han informado que la reunión de la paritaria nacional del 9 de agosto fracasó, y que pasó a cuarto intermedio. Probablemente, trabada alrededor de la cifra del aumento salarial docente de un 45%, en el año, que plantea la Ctera, lo cual de todas formas sería una entrega salarial, porque elevaría el sueldo nacional inicial a diciembre a $48. 970,18 mil, por debajo de la línea de pobreza. Más allá del porcentaje, es la consecuencia de salarios que vienen ultra deprimidos desde hace décadas, responsabilidad de las paritarias a la baja firmadas por Ctera.

Pero el elemento nuevo es que “desde la cartera educativa, sindicalistas y funcionarios analizaron la posibilidad de coincidir en un Convenio Colectivo de Trabajo sectorial” ( Diputados Bonaerenses, 10/08).

Además, el gobierno los llama a apoyar las cuatro iniciativas legislativas que impulsa el Ejecutivo: Justicia educativa (aumentar el financiamiento educativo), Formación Docente (ajustar y centralizar los institutos terciarios), Tecnología para la educación ( instaurar la bimodalidad presencialidad/virtualidad) y Educación superior (adecuar también a las universidades a la educación pospandemia).

Ctera avanza en la entrega del Estatuto

“Coincidir en un convenio colectivo de trabajo sectorial”, con la patronal que está arrollando los estatutos docentes en todo el país, es avanzar en la eliminación de los derechos laborales del Estatuto Docente. Entre otras cosas, esta norma establecen la estabilidad laboral para los docentes titulares y define los aumentos salariales taxativos de acuerdo a los años de antigüedad, que la burocracia sindical de Sonia Alesso y Roberto Baradel vienen entregando desde hace también décadas.

La educación de pospandemia, que están discutiendo en el máximo secreto Ctera y el gobierno, es la implementación de la reforma laboral en la docencia, reclamo histórico de la burguesía argentina. Acerca del cambio de las condiciones laborales, la dirección de Ctera sacó un comunicado que ratifica su disposición a discutir un nuevo convenio: “Leyes: la necesidad de convocatoria a una Paritaria Nacional específica que discuta las Leyes de Financiamiento, de Conectividad y de Formación Docente” (Ctera, 9/08).

“Es momento de pensar en la situación laboral docente”

La defensa del Estatuto Docente es una de las preocupaciones centrales de los trabajadores de la educación. Durante esta pandemia, el gobierno nacional y los gobiernos provinciales han avanzado enormemente en la vulneración de los derechos estatutarios, principalmente en la provincia de Buenos Aires, con el aval de la burocracia del Suteba.

Llevar esos atropellos a la letra de una ley se viene discutiendo desde hace rato. Sobre el punto, la burocracia sindical repite incansablemente “el estatuto no es una vaca sagrada”.

En consonancia, en un reportaje de hace un mes, de un sitio poco difundido (Redacción.com.ar), el ministro Trotta reconoce que están muy avanzados los pasos en ese sentido. Bajo el título “Es momento de pensar en la situación laboral docente y en la escuela de la post pandemia”, ante la pregunta “¿están pensando modificaciones en cuanto a las características del trabajo docente?”, el ministro respondió “estamos dialogando con todos los actores del sistema educativo, incluidos los sindicatos. Pero no quiero adelantar detalles porque aún no tenemos un borrador final” (Redacción, 05/07).

Ni paritaria a la baja ni intentona de reforma laboral

La dirección de Ctera carece de mandato alguno para discutir incrementos salariales a la baja. Mucho menos para abordar la modificación de las condiciones laborales docentes. Desde estas páginas llamamos a toda la docencia a enfrentar esta entrega del salario, las jubilaciones, las condiciones de las escuelas y nuestros derechos laborales.

Por la defensa de un salario básico igual a la canasta básica (hoy en $ 66 mil) con cumplimiento de todas las categorías salariales establecidas en los estatutos docentes, actualizado por inflación. Defensa de nuestras condiciones laborales. Fuera la precarización de la docencia, cobertura inmediata de todos los miles de cargo faltantes en todo el país, elementales para recuperar el retroceso escolar motivado por el ajuste del gobierno nacional del Frente de Todos y de todos los gobernadores, amparados en la pandemia. Paritarios electos con pliegos y representantes votados por los trabajadores en asambleas.

También te puede interesar:

En una actividad de campaña del gobernador, una patota agredió a docentes que se acercaron con un petitorio.
Kicillof​ y la ministra Vila​ ​a la cabeza de la precarización laboral y educativa.
Contra la presencialidad irrestricta y sin condiciones, por salario, infraestructura: a la docencia nos sobran los motivos.
Alberto y Cristina profundizan el ajuste de Macri. Ctera, la entrega de los trabajadores de la educación.
Desde la base y la Multicolor derrotamos la línea baradelista.