Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/html/wordpress/wp-content/themes/powp/template-parts/content.php on line 33
07/08/2021
Notice: Undefined variable: nroEdicion in /var/www/html/wordpress/wp-content/themes/powp/template-parts/content.php on line 155

Desde Siderca, Pitrola respondió a Toyota: “quieren que el Estado sobrecalifique los jóvenes para ultraprecarizarlos”

El precandidato a diputado se metió en la polémica.

Fede Imas, Ojo Obrero Fotografía

Desde las puertas de la planta de Siderca en Campana, en el marco de una nutrida actividad del Partido Obrero para debatir la campaña del Frente de Izquierda, el precandidato a diputado nacional Néstor Pitrola se metió en la polémica desatada por los dichos del titular de Toyota en el país acerca de las dificultades para contratar jóvenes con el secundario completo, a lo cual se plegaron exponente de la Unión Industrial Argentina. “Quieren que el Estado sobre califique a los jóvenes para contratarlos por dos pesos y ultra flexibilizados”, declaró.

La actividad política realizada en la metalúrgica, para dialogar con los obreros sobre la necesidad de apostar al FIT-U como una alternativa de los trabajadores contra el ajuste, contó con la presencia de unos 30 compañeros, entre ellos Miguel Díaz, delegado de Siderca y precandidato a primer legislador provincial, y Ezequiel Olivera, también delegado en la fábrica y precandidato a concejal en Campana.

Ante medios de comunicación que se acercaron, Pitrola sostuvo que “las declaraciones de Toyota, a la que se sumaron Funes de Rioja, Madanes Quintanilla, José Urtubey y Martín Cabrales encubren una política antiobrera. Primero hay que aclarar que es falso que la mano de obra argentina esté subcalificada. Al contrario, el 64% de los trabajadores desocupados de la Argentina tienen secundario completo. Pero los empresarios le reclaman al Estado una mayor calificación de los jóvenes para luego contratarlos por salarios bajísimos. Es lo que se ve acá mismo en Siderca, lo que ha motivado numerosas movilizaciones de sus trabajadores”.

Luego, refiriéndose al caso específico de la automotriz japonesa, agregó que “el cuadro de flexibilización laboral es escandaloso. En cinco años de laburo los trabajadores salen rotos. Pero este rumbo flexibilizador lo impulsa el conjunto de la UIA, que desde hace años pugna por una reforma laboral todavía más profunda que la que ya ruge y ya ha reformado varios convenios colectivos atacando los derechos adquiridos. Que Madanes Quintanilla, dueño de Fate y Aluar se sume al reclamo resulta signifigicativo. ¡Ayer mismo estuve en Fate, acompañando las grandes caravanas del Sindicato del Neumático, reclamándole a las patronales un aumento real del salario y capacitación, frente a la negativa de Madanes y compañía!”.

Por último, el compañero de lista de Nicolás Del Caño y Romina Del Plá concluyó: “la hipocresía mayor es la del gobierno nacional y su ministro (Matías) Kulfas, que saludó el reclamo de los empresarios. Porque si bien es cierto que la educación, como consecuencia de la pandemia, ha sufrido un golpe, también lo es que la responsabilidad es enteramente de este gobierno. Ayer lo pusieron de manifiesto miles de jóvenes que acamparon en el Ministerio de Educación de la Nación, reclamando computados y wifi para poder estudiar. A diferencia del peronismo y de Juntos por el Cambio, el Frente de Izquierda Unidad no se suma al reclamo patronal. Por el contrario, pelea junto a los trabajadores en defensa de los salarios y de las condiciones de trabajo y junto a la juventud en defensa del derecho a estudiar”.

También te puede interesar:

Tolosa Paz y el Frente de Todos votan con el macrismo un “comodato” por 99 años.
Reclaman un “corredor sanitario” que los exima de responsabilidad y les permita avanzar en el desmantelamiento de los protocolos.
Ante la avanzada inmobiliaria del intendente Fernando Espinoza y el Frente de Todos.
Conocé a nuestros candidatos y nuestras plataformas provinciales.
Concentraciones y movilizaciones en Buenos Aires.
Familiares marcharon a la fiscalía de Laferrere para exigir justicia.