11/08/2021

CABA: gran Encuentro por el derecho a la Vivienda

Cientos de trabajadores y trabajadoras se acercaron a la legislatura para llevar sus reclamos.
Por Iván BF

Federico Imas Ojo Obrero Fotografía

En las puertas de la legislatura porteña se realizó el Encuentro de la Vivienda, que contó con la participación de vecinas y vecinos de la ciudad en lucha por el derecho a la vivienda y la presencia de los candidatos que integran las listas del Frente de Izquierda-Unidad.

La presencia de cientos de trabajadores demostró la actualidad de la crisis habitacional creciente en la Ciudad y el país. La población inquilina que vive en la CABA viene creciendo año tras año, y hoy en día casi el 40% de los porteños que no tienen una casa propia. La situación es aún más grave en los barrios pobres de la capital, donde el hacinamiento y la falta de servicios básicos hace que la crisis habitacional se sienta aún más.

En la apertura, a cargo de Vanina Biasi, precandidata a diputada nacional por la Ciudad, se mencionó la lucha que vienen dando las más de 100 mujeres que se encuentran ocupando hace un mes un predio en la Villa 31 en reclamo por vivienda, mientras la única respuesta que da el gobierno de la Ciudad es una orden de desalojo y el amedrentamiento constante de la policía.

Las intervenciones pintaron esta situación de cuerpo entero. Desde la Villa 20 en Lugano hasta la 1-11-14 en Bajo Flores, los desalojos durante la pandemia no pararon. El aumento de los alquileres, frente a salarios e ingresos por debajo de la línea de pobreza y hasta de indigencia, son una realidad difícil de sostener. La miseria, la dificultad para conseguir el subsidio habitacional de la ley 690 de la Ciudad y la falta de créditos a los que pueda acceder la población trabajadora hacen que sea imposible tener una vivienda propia, provocando la expulsión de les trabajadores de la ciudad.

La falta de urbanización en la Villa 21-24 en Barracas, como en el resto de las villas de la Ciudad, es tapada con arreglos cosméticos que no solucionan los cortes de agua, los incendios por fallas en la red eléctrica o el desborde de las cloacas, como mencionó Darling, compañera del Polo Obrero y vecina del barrio.

Pero el problema de la vivienda no afecta solo a las villas. En el resto de la Ciudad, el aumento del precio de los alquileres y la dificultad de poder acceder a los mismos para madres con hijes se vive todos los días. Los edificios recuperados para vivienda, como la Casa Santa Cruz en Parque Patricios o la exfábrica sobre la calle Ancaste, se ven amenazados con posibles desalojos porque tanto las inmobiliarias como el Estado buscan que esos terrenos sean destinados para la especulación.

Una situación similar ocurre en la Villa 31, como retrato María del Carmen Diaz, histórica luchadora por la urbanización del barrio y precandidata a legisladora porteña por el Partido Obrero en el FIT-U, donde el gobierno de la Ciudad le da mil vueltas a les vecines para que puedan acceder al título de propiedad de las viviendas que habitan hace años, con el fin de generar cansancio y que vendan por monedas a los especuladores. La advertencia de que esos terrenos vuelvan a pasar de la Ciudad al gobierno nacional debe ser tomada en cuenta por les vecines, ya que durante 12 años de gobierno kirchnerista los mismos no fueron usados para construir viviendas.

La necesidad de llevar estos reclamos también al plano electoral lo colocó Amanda Martin, actual legisladora, quien ya ha presentado leyes que toman estos reclamos para reforzar la lucha en las calles y colaborar con la organización en los barrios.

En el cierre, Gabriel Solano, precandidato a legislador porteño, tomó las reivindicaciones mencionadas en los carteles que llevaron les vecines de la ciudad: “No a las torres para los ricos, sí a las viviendas para los trabajadores”, en referencia al Puerto Madero 2 que Larreta e IRSA quieren construir en la Costanera Sur.

Las resoluciones votadas dan cuenta de la discusión creciente por este problema. La necesidad de llevar estos planteos y experiencias de lucha a las asambleas en los barrios y difundirlos entre los trabajadores debe ser la salida frente a la crisis en aumento. La puesta en marcha de un plan de lucha que tenga como eje una movilización a la Jefatura de Gobierno para mediados de septiembre debe ser tomada por todos los trabajadores de la ciudad. Desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda-Unidad levantaremos estos reclamos y usaremos las elecciones para reforzar esta lucha por el derecho a vivir en la ciudad.

 

También te puede interesar:

Del grupo Morena Cantero Jrs. a 113 años del estreno de la obra de Gregorio de Laferrere.
La pelea por el acceso a la vivienda golpea los sectores más empobrecidos de la CABA
El PO en el FIT-U presentó un proyecto de declaración contra el avance de la privatización y las subastas de espacios verdes en la Comuna 8.