26/04/2007 | 989

Represión en Asentamiento Pinedo

Asamblea del Asentamiento Pinedo

Compañeros de Prensa Obrera:


Queremos contarles que el 9 de abril decidimos hacer un corte en la calle Pinedo entre Quinquela y Suárez, del Barrio de Barracas. El corte era para reclamar nuestros derechos como personas, porque estamos marginados por la sociedad; por el derecho a una vivienda digna para nuestros hijos (que desde hace cuatro años nos vienen prometiendo); para que se saque la antena de Nextel (que contamina al barrio) y en solidaridad con el docente asesinado en Neuquén.


A las 14 horas fuimos reprimidos por personal de la Comisaría 28 de la Federal, con comisario y subcomisario en persona, y refuerzos de la 30, la 26 y la del Roca. No tuvieron piedad. Pegaron a mansalva a mujeres embarazadas, chicos y hombres. Usurparon nuestras casas sin orden de allanamiento. Detuvieron a cuatro personas, que fueron muy maltratadas y amenazadas diciéndoles que se mudaran del lugar.


Hace 19 años que se niegan a reconocer legalmente el asentamiento Pinedo. No nos proveen ni agua ni luz. Resistimos cinco desalojos violentos sin orden de allanamiento. Telerman nunca contestó nuestras cartas. Alicia Kirchner tampoco. Hernán Escudero y Ana Marquevich del CGP4 ofrecen subsidios habitacionales en cuotas. Siete veces han realizado censos llevándose su documentación sin solución transitoria ni definitiva.


Pedimos solidaridad con el Asentamiento Pinedo.

En esta nota

También te puede interesar:

A propósito de dos artículos de Marcelo Larraquy
Por Roberto Rutigliano, de Tribuna Clasista (Río de Janeiro)
Un relato en primera persona del abandono del Estado a las víctimas de violencia de género