11/08/2021

A cinco meses, la lucha por la aparición con vida de Tehuel sigue vigente

Concentraciones y movilizaciones en Buenos Aires.
Agrupación 1969.

Cinco meses pasaron desde el 11 de marzo, día en el que Tehuel De la Torre desapareció luego de ser engañado con una propuesta laboral. En un primer momento se detuvieron a Luis Alberto Ramos y a Oscar Montes pero ambos se negaron a declarar. La inacción del Estado para buscarlo con vida da como resultado que la causa esté parada hasta el día de hoy. En pleno periodo electoral, el silencio de Fernández, Berni y Kicillof ensordece mientras seguimos sin saber el paradero de Tehuel.

¿Dónde está Tehuel en las prioridades del Estado?

Haciendo un recorrido del caso, más allá de los rastrillajes y las reuniones que mantuvieron diversos funcionarios, desde Berni hasta la ministra de seguridad Sabrina Frederic, la investigación no avanzó ni un ápice. La policía bonaerense, de la cual Berni se muestra tan orgulloso, no mostró resultados en ninguno de los rastrillajes (muchos de ellos suspendidos) incluso contando con la ayuda de la policía federal que, según declaraciones de la ministra Frederic, prestó perros especializados y la ayuda de un georradar.

¿Cómo es posible que teniendo tantos elementos a disposición no hayan resultados que apunten a encontrar a Tehuel con vida? La respuesta solo se encuentra en la falta de voluntad política que tiene el gobierno del Frente de Todos en que aparezca con vida. Los diversos rastrillajes anunciados días antes o días después de que se cumpla un mes más sin Tehuel son una pantomima montada con la intención de “hacer ver” que están comprometidos con la búsqueda. Sin embargo, quedó muy claro con el anuncio de la recompensa a cualquier persona que pudiera dar información fehaciente sobre el paradero de Tehuel, que delegaron la responsabilidad de su aparición a la sociedad cuando los dos principales sospechosos están detenidos y se niegan a hablar.

Las declaraciones de Berni sobre la búsqueda poco expeditiva no hacen más que incriminar aún más a los funcionarios responsables de que Tehuel continúe desaparecido y de la precariedad a la que se enfrenta la juventud LGBT, condiciones que enfrentaba el mismo Tehuel hasta el momento de su desaparición.

La demagogia gay-friendly del gobierno del Frente de Todos encuentra su límite cada vez que salimos a las calles a exigir la aparición de Tehuel, contra los crímenes de odio hacia nuestra comunidad que suceden a lo largo y a lo ancho del país, y donde el estado es garante de la exclusión, la falta de posibilidades y de acceso a derechos básicos que sufren las diversidades sexuales y de género trabajadoras.

ESI laica y científica que contemple a las diversidades sexuales y de género, para que no hayan más Tehueles

A pesar de que Argentina es un país progresista en materia de derechos, la exclusión que sufrimos las diversidades sexuales y de género tiene como motor generador los vínculos del estado con las iglesias, enemigos a muerte de los reclamos del movimiento de mujeres y LGBTI+. Los contenidos oscurantistas promulgados en forma de “educación para el amor” durante generaciones y sin objeciones por parte del estado nos han condenado a la discriminación, a la deserción escolar y a la falta de información que nos expulsa de nuestros hogares, y son la ideología de la persecución hacia las diversidades sexuales y de genero que se encuentran por fuera de la hetero-cisnorma capitalista.

La actual ley ESI, al dejar el contenido en manos de las instituciones y acorde a su ideario institucional, deja el camino libre para que avancen estos contenidos que obstaculizan la aplicación de derechos conquistados como la ley de identidad de género, llevando a la profundización en la vulneración de los derechos de la comunidad travesti-trans no binarie. A pesar de los dichos de Fernández sobre el fin del patriarcado, la realidad es que no hay presupuesto para estas leyes ni ningún tipo de capacitación hacia docentes y el personal del estado en materia de ambas legislaciones. El reclamo por una ESI laica y científica que contemple a las diversidades sexuales y de género, que va de la mano con el reclamo por la aplicación y financiamiento de la ley de identidad de género, se hace urgente frente a la falta de acceso a la educación y la salud, y los crímenes de odio hacia nuestra comunidad.

Los crímenes de odio son el último eslabón de una cadena de violencias perpetuada por el estado que vehiculiza la ideología oscurantista anti diversidades. Para que triunfe la lucha contra el contenido oscurantista que está detrás de la persecución y estigmatización hacia las diversidades sexuales y de género es necesaria la separación de las iglesias y el estado para poner fin al financiamiento y concesiones al clero que atentan contra los derechos de autodeterminación de las mujeres y de la comunidad LGBTI+.

La lucha por la aparición de Tehuel es la lucha por el trabajo genuino

Tehuel es un pibe del conurbano bonaerense, gobernado por Kicillof y a quién responde el ministro de Seguridad, el facho Sergio Berni, que sufrió la falta de trabajo genuino y que fue a una entrevista de trabajo enfrentándose a los peligros y dificultades que enfrenta la juventud trabajadora. Peligros y dificultades que se suman a las que enfrentamos las diversidades sexuales y de género.

Por parte del estado las (falsas) soluciones a la problemática del trabajo genuino aparentan resolverse con la recientemente votada ley nacional de cupo laboral trans, pero no debemos olvidar que la aplicación de los cupos solo es posible si se abren los listados al público y principalmente contando con un financiamiento detrás. De no ser así se recae en la actual situación de los diversos cupos aprobados e implementados a cuentagotas y de manera punteril a través de las organizaciones adeptas al estado, quienes respondiendo al mismo han apuntado sistemáticamente a la desmovilización y al parlamentarismo como soluciones a los problemas estructurales que sufren las diversidades sexuales y de género de la clase obrera, funcionando como una burocracia que condiciona al movimiento en las diferentes instancias de lucha.

En medio de una crisis económica que sumerge a un 50% de la población en la pobreza, la respuesta a la necesidad de trabajo genuino es completamente incompatible con el ajuste que está llevando adelante este gobierno para pagar la deuda con el FMI. La verdadera política del Estado se esconde detrás de las leyes de las que tanto se vanaglorian: es la política de la precarización laboral, de servirse de esa ínfima planta de personas trans para dar validez a un discurso que se cae solo cuando se siguen perpetuando los crímenes de odio y el movimiento sigue saliendo a las calles contra el empeoramiento de nuestras condiciones de vida.

Tehuel, que vivió en carne propia la postergación de todos los gobiernos y partidos patronales de la efectiva implementación y financiación de las leyes que suponen una mejora de vida para nuestra comunidad, hoy se encuentra desaparecido y el mismo estado actúa con igual impunidad al no dar respuesta al reclamo por su aparición con vida. Tenemos que seguir en las calles denunciando a los responsables políticos de la desaparición de Tehuel, por eso el miércoles 11 de agosto marchamos en la plata, provincia de Buenos Aires, a las 17 hs en Plaza Moreno hasta la Gobernación. Y en CABA nos concentramos en la Casa de la Provincia de buenos aires ubicada en Callao 237 para seguir exigiendo ¡que aparezca con vida Tehuel ya! ¡Basta de crímenes de odio! El estado es responsable.

También te puede interesar:

Tolosa Paz y el Frente de Todos votan con el macrismo un “comodato” por 99 años.
Ante la avanzada inmobiliaria del intendente Fernando Espinoza y el Frente de Todos.
Familiares marcharon a la fiscalía de Laferrere para exigir justicia.
Tolosa Paz y el Frente de Todos solo quieren debatir con los del palo del ajuste.