Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/html/wordpress/wp-content/themes/powp/template-parts/content.php on line 33
11/03/2021
Notice: Undefined variable: nroEdicion in /var/www/html/wordpress/wp-content/themes/powp/template-parts/content.php on line 155

Terciaries bonaerenses, vamos al plenario nacional de la UJS

Del 11 al 13 de marzo, les estudiantes terciaries participaremos del plenario nacional que convocan la UJS y la Juventud del Polo Obrero. Allí, miles de jóvenes debatiremos sobre la situación política nacional, los golpes a la educación pública, la pobreza creciente y cómo enfrentar de conjunto los desafíos en puerta.

Presupuesto de ajuste

El presupuesto que Axel Kicillof designó a los terciarios es de total ajuste. Tiene un 63% de aumento con respecto al presupuesto 2019, pero soterrado por el 80% de inflación acumulada y por la “optimista” estimación 50% del corriente.

Sin poder financiar un plan de obras para refacciones edilicias ni capacidad para costear protocolos de salubridad e higiene pertinentes, la DES se vio obligada a mantener la cursada virtual, reconociendo que no existen las condiciones para la presencialidad.

Sin embargo, nada asegura que las condiciones virtuales sí están dadas. A pesar de que un 45% del estudiantado desertó durante 2020 por ello, aún carecemos de un plan de conectividad integral y gratuito, con repartición de computadoras o liberación de datos, ni mucho menos becas de continuidad o de apuntes. Nicolás Trotta, ministro de Educación, imparte otro “sálvese quien pueda”, expulsando a estudiantes del sistema educativo y sobrecargando de tareas a les docentes.

Entretanto, les estudiantes no recibimos ni un apoyo del Estado. El SAE no se garantiza en los niveles terciarios, no hay becas de continuidad, de apuntes o un boleto educativo.

Cierre de carreras e institutos

Otra cosa que imparten son los recortes. Kicillof avanza con el cierre de carreras, aplicando regímenes de alternancia en varios institutos o estableciendo planes de estudio a término, eliminando también los postítulos y las tecnicaturas. En su lugar, el oficialismo promociona carreras cortas, orientadas a los trabajos de servicios y convenidas antes con empresas privadas.

Así se permite la privatización de la educación pública, una característica propia del capitalismo, que pretende incorporar al terreno directo de la explotación todos los campos de la vida social, inclusive la educación. El avance en el cierre de carreras docentes y la privatización de las mismas responde a los intereses del capital, opuestos por el vértice a los intereses generales de la población.

Precarización laboral

Por si todo esto fuera poco, los institutos demoran la entrega de constancias para anotarse en los listados y concursos, ya que el Estado no contrata a mayor personal administrativo, repartiendo así numerosas tareas entre escasos trabajadores, demorando a su vez el ingreso de estudiantes a fuentes laborales. En su lugar, anunciaron con bombos y platillos la creación del programa ATR, lo que acabó siendo una precarizada beca estudiantil de $8.000, que intenta suplir la falta de docentes contratados.

¿Y el ETO?

Ni los problemas que aparecieron durante la pandemia, ni el ajuste presupuestario de Kicillof. Nada motivó a que Estudiantes Terciarios Organizades (ETO) salga de su pasividad. Su ligadura estrecha con el gobierno kirchnerista termina siendo una venda en los ojos, ya que intentan sostener que “el 98% de les estudiantes tienen acceso a internet” o que el plan ATR es una oportunidad laboral progresiva. Inclusive, guardaron silencio frente a la elección de funcionarios macristas para integrar la Dirección General de Escuelas (DGCE).

Vamos a organizarnos

En este contexto, el plenario nacional es una oportunidad para debatir con los centros de estudiantes de izquierda e independientes que, a diferencia del ETO y las conducciones kirchneristas, se organizaron durante la pandemia y obtuvieron sus primeras conquistas. Podemos mencionar al ISFD n°51 de Pilar y la conquista del SAE, la lucha por las regularizaciones en el n°39 de Vicente López, las asambleas virtuales del n°113 de San Martín para exigir mejores condiciones de cursada o las del n°34 de Palomar denunciando la deserción estudiantil.

El gobierno libra abiertamente una batalla por la destrucción de la educación pública. Que este plenario sirva para deliberar un plan de lucha en su defensa.

También te puede interesar:

Tolosa Paz y el Frente de Todos solo quieren debatir con los del palo del ajuste. 
Kicillof puso fecha de rendición ante los bonista.
La pérdida salarial acumulada en el último bienio alcanzaría el 41,2%.