Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /var/www/html/wordpress/wp-content/themes/powp/template-parts/content.php on line 33
06/04/2021
Notice: Undefined variable: nroEdicion in /var/www/html/wordpress/wp-content/themes/powp/template-parts/content.php on line 155
negocio inmobiliario

Neuquén: César Parra denuncia que buscan construir un Puerto Madero en la isla 132

Una iniciativa del MPN y Cambiemos a favor de la especulación inmobiliaria en detrimento del ecosistema del río Limay.

El concejal del Frente de Izquierda y dirigente del Partido Obrero, César Parra, denunció y caracterizó la reciente iniciativa del intendente de Neuquén capital y Cambiemos que modifica las directrices de uso del suelo de la isla 132, donde se busca la construcción de unidades multifamiliares, “como la construcción de un Puerto Madero”. La isla 132 es un reserva natural, ubicado sobre el rio Limay, el cual es rico en su biodiversidad y donde se desarrolla un pase costero.

La iniciativa, que tiene expediente CD-028-C-2020, fue presentada por Cordineu, sociedad del Estado provincial y municipal, la cual actualmente preside Juan Monteiro, excandidato a intendente por Cambiemos. Una vez ingresado el proyecto, la presidenta del Concejo Deliberante, Claudia Argumero del MPN, solicitó el tratamiento en la comisión de Obras Públicas. Como se verá, se trata de un proyecto consensuado entre el MPN y Cambiemos, la cual replica un viejo anhelo del exintendente Horacio Quiroga.

Así las cosas, la iniciativa de Mariano Gaido y Cordineu busca establecer un Puerto Madero en la zona de la isla 132, la cual arrojará un fenomenal negocio inmobiliario, ajeno a las necesidades populares de vivienda y que tendrá un fuerte impacto negativo en el ecosistema de la isla 132. Si se habilitan estos megaproyectos, en pocos años nuestro rio Limay se convertirá en un Riachuelo.

Además de este hecho, el proyecto en cuestión otorga a Cordineu la facultad de modificar la Directriz Urbano Ambiental, las Normas de Usos y Ocupación del Suelo, las Normas específicas Ocupación del Suelo, y las Normas específicas de Uso. Es decir, una potestad discrecional para avanzar en negocios inmobiliarios. Por ello, rechazamos la modificación de la ordenanza, convirtiendo a la isla 132 en un botín de proyectos inmobiliarios que no tendrán acceso ni carácter popular. Defendemos a la isla 132 como un espacio para los trabajadores y trabajadoras de la ciudad.

También te puede interesar:

Se desarrollan cortes en los principales yacimientos y la justicia intima al desalojo de los piquetes.
Ante la avanzada inmobiliaria del intendente Fernando Espinoza y el Frente de Todos.
No se “gasta” mucho en salarios, sino que se recauda poco sobre el capital.
El vocal por la comunidad, a paso de tortuga.